sábado, 14 de julio de 2018

Relatos de la Gran Guerra

Título: Relatos de la Gran Guerra.
Autor: Daniel L.-Serrano, "Canichu" (Daniel López-Serrano).
Editorial: Ediciones Atlantis.
Año de publicación: 2016 (1ª edición).
Género: Relatos de ficción. Ficción histórica
ISBN: 978-84-945609-2-7


Daniel López-Serrano, “Canichu” (o Daniel L.-Serrano, “Canichu”), es un alcalaíno licenciado en Historia por la Universidad de Alcalá de Henares, especializado en Historia Contemporánea, que comienza su actividad literaria muy joven, animado por sus profesores tanto en el colegio como en el instituto, donde participó en la publicación de la revista El Recreo. Crea más adelante junto a varios de sus compañeros la revista La botella vacía, que cierra su ciclo en 2015 con un único número llamado El vaso lleno del vacío de la botella. También aparecen publicaciones suyas en las revistas Omnia, Claxon y en 2001 Rolling Stones incluye uno de sus poemas con motivo del 11 de septiembre. Continúa su actividad literaria con la creación de su propio blog Noticias de un espía en el bar, activo de forma ininterrumpida desde 2005, donde ha publicado tanto artículos de opinión, como investigaciones históricas, relatos, poemas…. En 2014 y 2015 es autor y co-autor de varias investigaciones para el XIV y el XV encuentro de historiadores del Valle del Henares, además de haber colaborado en  investigaciones para publicaciones sobre historia contemporánea; Sus poemas aparecen en dos antologías recientes, Tú II y Veinte poemas asoman… en un invierno. En 2016 le publicó la editorial Atlantis por primera vez en libro, con Relatos de la Gran Guerra. En 2017 publicó su segundo libro, Balada triste de una dama, con editorial Verbum. Y desde comienzos de 2018 impulsa el apoyo y la promoción del conocimiento de los autores y libros alcalaínos creando, dirigiendo y escribiendo la presente bitácora Las notas de los cíclopes libreros, con reseñas de libros.

En 2014 el periódico Diagonal le encargó escribir un artículo sobre la Literatura generada en la contienda que motivará su primer libro publicado. Tras ese artículo y durante el centenario del comienzo de la Primera Guerra Mundial, conocida como la “Gran Guerra”, y en conmemoración de este, el autor escribe una serie de relatos ficticios que recopila posteriormente en esta obra, Relatos de la Gran Guerra, que  se transformó en su primer libro publicado, como se ha dicho, aunque no es su primer libro escrito. En estos relatos se cuenta las vivencias de distintos personajes durante el transcurso de y en la guerra, situando la acción en cualquiera de los frentes alrededor del mundo y también en los países neutrales. En algunos casos son pequeñas historias con argumento, en otros, simplemente cuenta situaciones. Pero en todos nos permite conocer no solo los hechos, sino a las personas.

Desde las horribles trincheras de Europa, pasando por la frondosa selva africana (este relato me impactó especialmente por su bonita descripción), o el frío de la estepa rusa con el aislamiento de su población... hasta el otro confín del mundo, que cierra un autor invitado, Luis Abad, con un relato sobre la guerra en Japón.

Describe tanto el horror de la primera línea como el impacto que causa en las personas más alejadas del frente, pero en cualquier caso nos aproxima con precisión a los hechos gracias a los detalles históricos, (aunque concediéndose alguna que otra licencia) bien documentados, y a la cercanía que provocan sus personajes. Aquello que ocurrió hace un siglo se vive como si estuviéramos allí mismo sin necesidad de recargar de adjetivos y descripciones enrevesadas. Eso sí, cuando se trata de contar la crudeza de los hechos no deja ni un detalle sin mencionar, y en ocasiones son situaciones muy duras, lo cual es precisamente lo que hace que estas historias resulten reales. Son hechos y personajes ficticios, pero podrían haber existido.

Prefiero no dar más datos sobre ellos porque quitaría el encanto de conocerlos al lector, pero si añadir que aunque no reales, son verdaderamente humanos. Personalmente es también una forma fiable de aprender sobre este tema, un buen homenaje a los que la sufrieron y por encima de todo una llamada a la paz.

Canichu cambia así aquí el estilo al que nos tiene acostumbrados, pasando de la poesía contracultural a la narrativa y descripción más realistas, para hacer una buena aproximación a la Primera Guerra Mundial, y un acierto para la editorial Atlantis que seguramente está de acuerdo puesto que acaba de renovar el contrato con su autor.

Reseña escrita por María Gómez González.


domingo, 8 de julio de 2018

Una alcalaína frente a un mundo: el divorcio de Francisca de Pedraza / Francisca de Pedraza. Mujer, madre esposa... maltratada. El divorcio de Francisca de Pedraza, 1614-1624

1.- Título: Una alcalaína frente a un mundo: el divorcio de Francisca de Pedraza
Autores: Ignacio Ruiz Rodríguez y Fernando Bermejo Batanero. 
Editorial: Ediciones Bornova.
Año de publicación: 2015. (1ª edición)
Género: Historia.  
ISBN: 978-84-93819-99-6 
--- --- ---
2.- Título: Francisca de Pedraza. Mujer, madre esposa... maltratada. El divorcio de Francisca de Pedraza, 1614-1624.
Autor:  Ignacio Ruiz Rodríguez.
Editorial: Dykinson. 
Año de publicación: 2016 (1ª edición. revisada).
Género: Historia.
ISBN: 978-84-9085-800-4
ISBN electrónico: 978-84-9085-838-7

Por segunda vez tenemos una reseña doble, lo que la hace hasta cierto punto compleja, como en el caso de la reseña dedicada por partida doble a los libros Aproximació a Mujeres Libres y Abriendo brecha. Los inicios de las luchas de las mujeres por su emancipación. El ejemplo de Soledad Gustavo. En este caso se trata de dos libros que se publicaron rescatando parte de la biografía de una mujer alcalaína del siglo XVII que hubiera pasado de manera anónima a la Historia, si no fuera porque con ella se iba a dar un caso relevante en la Historia judicial española, hablamos de Francisca de Pedraza. La Historia fue descubierta en los archivos con documentación histórica por el profesor universitario Ignacio Ruiz Rodríguez, que ha ejercido en la Universidad de Alcalá de Henares y actualmente trabaja en la Universidad Rey Juan Carlos. 

En las épocas en las que Ignacio Ruiz ejerció en la Universidad de Alcalá, estaba investigando para elaborar su tesis doctoral sobre la jurisdicción académica en la Universidad de Alcalá en el siglo XVII. Pasaban por sus manos una gran cantidad de expedientes antiguos de casos judiciales de la Universidad, cuando encontró el llamado "Matrimonial" que le llamó la atención. Se trataba del primer caso conocido de divorcio y orden de alejamiento por malos tratos en España. Ignacio Ruiz estudio el caso con vistas a darle publicidad en un libro futuro tras su tesis doctoral, cosa que logró hacer en 2015, haciéndolo coincidir con el Día Internacional de la Mujer, y con el apoyo de un segundo autor, Fernando Bermejo Batanero. Lo publicaron con Ediciones Bornova en tapa blanda bajo el título Una alcalaína frente a un mundo: el divorcio de Francisca de Pedraza. La cubierta contenía un retrato hipotético, o sea: idealizado, de la protagonista de esta historia, la cual era una gran desconocida y actualmente, desde ese 2015, ha pasado a la Historia de España.

El libro tuvo gran repercusión mediática. Todo tipo de noticiarios de radio, algunos de televisión y casi toda la prensa escrita, tanto en papel como en digital, se hicieron eco de esta historia, que además fue promovida innumerables veces por asociaciones feministas y por asociaciones contra el maltrato doméstico. El libro se agotó rápidamente, con lo que esa edición de Bornova es ahora mismo una rareza difícil de encontrar. Por ello Ignacio Ruiz volvió sobre el tema al año siguiente, 2016, revisó su obra, prescindió ya de la autoría de Fernando Bermejo y volvió a publicar ahora con el nombre entre un poco más profesionalizado y técnico para lo que son los libros de Historia y lo reivindicativo contra los malos tratos: Francisca de Pedraza. Mujer, madre esposa... maltratada. El divorcio de Francisca de Pedraza, 1614-1624. La editorial ahora era Dykinson, que también es librería. Se editaba en rústica, con mayor número de páginas y se cambiaba el retrato un tanto idealizado y romántico de Francisca de Pedraza que se había ideado para la edición anterior, por otro retrato de mujer que apuntaba en un tono menos romántico y más realista a una mujer de hombros desnudos y rasgos bellos pero toscos, lo suficientemente toscos para lo que sería una mujer corriente de la época dada a hacer las labores domésticas con todo tipo de esfuerzos propios del siglo XVII. Esta edición sí está disponible actualmente y es incluso más barata que la anterior.

Francisca de Pedraza nació a finales del siglo XVI. No era una mujer destacada de la época, aunque su apellido es un apellido conocido en Alcalá de Henares. En un principio tampoco hizo nada fuera de lo común para su momento. Era una mujer normal y corriente, huérfana de madre desde muy joven, que aspiraba a vivir tranquila, casarse, cuidar del hogar, tener hijos, poco más. Aparentemente, según relata Ignacio Ruiz, hemos de suponer que lo leyó en los expedientes, era una mujer joven y bella, de buenos modales, sensible y sin un especial carácter fuerte. Esta mujer se casó con Jerónimo de Jaras, el cual tenía don de gentes, era simpático, con una gran cantidad de amistades, pero que en su hogar gritaba y pegaba a su esposa. Aquí comienza lo que hace de la vida de Francisca de Pedraza algo inédito. Ella, en determinado momento, pensó que la Justicia no podía dejarla desatendida y decidió dar un paso que no se solía dar: denunciar a su marido para pedir el divorcio. Este es el primer caso judicial que se tiene en España de una demanda de divorcio por malos tratos, al menos que conozcamos, pues quizá un rastreo en otros archivos pudiera deparar sorpresas, pero hoy por hoy es este el primer caso conocido. Bien es cierto que se encuentran casos de demanda de separaciones a los que la Iglesia tenía que dar el visto bueno, sobre todo a partir del siglo XVIII entre las clases más pudientes, por los mismos  motivos comunes y habituales por los que se siguen agotando las relaciones sentimentales hoy día. 

Como sea, el caso de Francisca de Pedraza comienza con su demanda en los tribunales ordinarios de justicia en 1614. Estos tribunales no le dieron satisfacción, por lo que pasó a recurrir a los tribunales eclesiásticos, donde tampoco logra nada. Le recomendaron recurrir al nuncio del  Papa en España, dados sus fracasos judiciales. Esto nos hace pensar la enorme lucha interna propia, los padecimientos que sufriría para que en una época donde aquello era anómalo ella continuara, lo llamativo de su caso que si bien perdía en los tribunales movía a la gente para animarla y recomendarla lugares a los que acudir, como el nuncio del Papa. Lo que nos indica también que en realidad sí era una mujer de temperamento, pese a que sus modos y modales no lo mostrase externamente. Debía ser una resistente con mucha fuerza interior. La súplica que el dirige al nuncio papal logra que este se vea interesado por el caso y le otorgue una dispensa en forma de cédula que le permite llevar su caso a cualquier tribunal que desee sin que estos se puedan negar a tratarlo. Ella decide llevarlo a la Corte de Justicia de la Universidad de Alcalá, a pesar de que ese tribunal de Justicia no trataba esa jurisdicción, ya que su jurisdicción era sólo para el mundo universitario. Dada la dispensa del nuncio, acepta el caso el rector de la Universidad, Álvaro de Ayala, primer jurista formado en derecho canónico y privado, el cual debía tener fama de apertura de mente, lo que diríamos de progresista, si acaso de humanista.

Álvaro de Ayala sentenció a favor de Francisca de Pedraza para su separación y divorcio, dando además una novedad que no se había conocido antes: una orden de alejamiento al marido y a todas las personas que en nombre o beneficio del marido quisieran intervenir en la vida de Francisca de Pedraza. El caso, que debió levantar ampollas y resquemores para todos sus protagonistas, dado lo innovador de todo ello, tenía en su sentencia además una denuncia a los malos tratos domésticos. Sin embargo, otro jurista con mayor poder, el hijo del Justicia de Aragón, Dionisio Pérez de Manrique, decidió archivar el caso en 1624, perdiéndose por varios siglos la singularidad y la importancia de su sentencia para crear jurisprudencia. La intervención de este personaje nos hace pensar también en la importancia que tuvo en la época este asunto.

Desconocemos qué ocurrió posteriormente en las vidas de Francisca de Pedraza y de Jerónimo de Jara, pero recuperada la vida de ella en 2015, su nombre da nombre hoy día a un premio contra la violencia de género y a varias asociaciones por la igualdad, así como se le pone calle y placa en la ciudad de Alcalá de Henares. Además, el músico Fernando Furones ha compuesto una suite con diferentes escenas musicales basadas en la vida de ella que se estrenará el 9 de julio de este año, o sea: esta semana, en la biblioteca principal, también archivo, de Guadalajara, interpretada por la Orquesta Filarmónica Cervantina de las 25 Villas, con asistencia de la orquestación de John C. Leavitt, y dirigida por Radu Gheorghe Stan, con el nombre Suite Francisca de Pedraza.

Estos libros fueron otra aportación reciente a la Historia de Alcalá, que ayuda a cambiarla para ajustarla más a la realidad de lo ocurrido, y que nos vuelve a emplazar, como otras de las investigaciones más recientes, a repensar la historia local complutense como un lugar de gente con ideas muy avanzadas para su época y no, como afirma el tópico sin sustento real, de conservadores puros.

Reseña escrita por Daniel L.-Serrano "Canichu".

viernes, 6 de julio de 2018

Aproximació a Mujeres Libres / Abriendo brecha. Los inicios de las luchas de las mujeres por su emancipación. El ejemplo de Soledad Gustavo

1.- Título: Aproximació a Mujeres Libres. 
Autores: Laura Vicente Villanueva y Julián Vadillo Muñoz. 
Editores: CMHD Catalunya.
Año de publicación: 2008. (1ª edición)
Género: Historia.  
Depósito Legal: B-17126-2008
--- --- ---
2.- Título: Abriendo brecha. Los inicios de las luchas de las mujeres por su emancipación. El ejemplo de Soledad Gustavo.
Autor: Julián Vadillo Muñoz (con prólogo de Laura Vicente).
Editorial: Volapük Ediciones. 
Año de publicación: 2013 (1ª edición)
Género: Historia.
ISBN: 978-84-940852-1-5

Tenemos una reseña compleja hoy. En otras ocasiones hemos reseñado varias ediciones de un mismo libro a la vez, o en el caso de El Quijote, sus dos partes en una reseña. Ya con el autor complutense, actualmente afincado en Madrid, Julián Vadillo, que es quien nuevamente nos ocupa hoy, habíamos reseñado su libro La explosión del polvorín en Alcalá de Henares (1947) por partida doble en una sola reseña, ya que lo editó dos veces, la segunda de ella revisado y ampliado con otra editorial. Esta vez el caso es un poco más complejo, ya que no se trata del mismo libro ni tampoco de la segunda parte de un primer libro. Se trata de dos libros diferentes, pero con una peculiaridad, el segundo contiene parte del contenido del primero. Pasemos a reseñarlos y comentar el asunto. 

En primer lugar tenemos el libro Aproximació a Mujeres Libres (en castellano Aproximación a Mujeres Libres), que editaron desde CMHD Catalunya en el año 2008. Contiene ensayos de Historia de la historiadora y catedrática Laura Vicente Villanueva y del doctor en Historia Julián Vadillo, más una recuperación de textos escritos por diversas mujeres en la revista Mujeres Libres de 1936 a 1938 y de 1977 a 1978. Se trata de un libro especialmente editado para su difusión en Cataluña, pero que tuvo también difusión en otros lugares de España. Es una edición bilingüe con textos tanto en catalán como en castellano. 

Se trata de una edición de tapas blandas cuya tinta no era muy estable con el uso en la parte del lomo de su cubierta. La caja del texto en las páginas apenas dejaba margen a su izquierda, su derecha y su zona inferior. Contenía fotografías de archivo en blanco y negro como aporte a los textos. 

Era sobre todo un proyecto investigador de Laura Vicente, especializada en la recuperación de la Historia de las mujeres, al que sumó a Julián Vadillo. Investigaron en torno a la revista y asociación anarquista Mujeres Libres, que se dio durante la guerra civil española. De este modo también recuperaban biografías de las mujeres que escribieron en esa publicación, especialmente de la anarquista Teresa Claramunt. Se hacía además una retrospectiva previa sobre el papel de la mujer y el feminismo desde la Revolución Francesa. Se analiza así el feminismo social frente al sufragista.  Para entenderlo hay que tener en cuenta  que el primer feminismo que llega a España es de corte anarquista y que como como anarquista, se habló contra el sistema parlamentario en varias ocasiones. No quiere decir que en España no hubiera sufragistas, pero sí que las ideas feministas más extendidas a las mujeres que atendieron a estas ideas eran mayoritariamente anarquistas. Antes de nada hay que decir que la palabra "feminismo" existía en aquellas épocas, y en todo Occidente se asociaba a aquellos movimientos sufragistas citados, pero estas mujeres rechazaban ser llamadas feministas. El feminismo era para ellas algo burgués, clasista y rechazable. En todo momento, desde la década de 1880 a la de 1930, con un repunte en los años 1970, se llamaron a sí mismas: humanistas. Ellas pensaban que eran humanistas, y no feministas, pues ellas no pretendían unas reformas políticas, sino una revolución social total. Aspiraban a la igualdad de sexos en la sociedad  nueva, y esta tampoco se lograría si se hacían diferenciaciones hombre-mujer, y si se invertía la supremacia del hombre por la de la mujer. Ellas reclamaban una sociedad nueva donde tanto la mujer como el hombre se liberasen de los tópicos machistas que les oprimían, a cada sexo de un modo diferente. Pensaban que ellas aspiraban a una nueva forma de vivir la Humanidad, y por tanto se consideraban humanistas. 

Varias vías de reivindicación pasaban además por la defensa de la independencia económica de la mujer respecto del hombre, pero a la vez por la reivindicación de derechos laborales para ambos sexos, con más ahínco en la mujer que tenía menos, ya que se consideraba que una mejora en las condiciones de vida podía traer cambios sociales. Así por ejemplo también en la educación y la sanidad.

Aunque tanto Laura Vicente como Julián Vadillo destacaban la aportación y biografía de Teresa Claramunt, y sus aportaciones a la cultura, Vadillo a continuación trataba a fondo el asunto de la formación de la asociación y revista Mujeres Libres.

Así llegamos al año 2013 cuando Volapük Ediciones decide encargar a Julián Vadillo y editarle el libro Abriendo brecha. Los inicios de las luchas de las mujeres por su emancipación. El ejemplo de Soledad Gustavo. Volapük era una editorial joven en esos momentos, la cual se había iniciado en Guadalajara con afán de publicar libros de Historia, principalmente. Aunque tiene difusión por toda España y hacen presentaciones de sus libros por toda España, su ubicación y sus intereses hace que se centren en autores del Valle del Henares, siendo su principal fuente de autores Guadalajara, lo que no quiere decir que no reciban autores de otros lugares.

El libro, publicado para toda España, y presentado en diversas capitales españolas, recuperaba en castellano la aportación de Julián Vadillo en Aproximació a Mujeres Libres de 2008, pero no la parte de Laura Vicente, aunque es Laura Vicente quien da prólogo al libro. Se trataba de una publicación también en tapa blanda, mejor impresa en cuanto a tintas, sin material fotográfico ni tampoco sin recuperar los textos de la revista Mujeres Libres. Pero si el anterior libro se centraba en Teresa Claramunt, en este se recupera la memoria y varios textos largos de Soledad Gustavo escritos a principios del siglo XX. Obviamente es un libro diferente al anterior, es otro libro, aunque contenga la parte de ensayo de Julián que hubo en aquel. El cajón de texto, por otra parte, respeta los márgenes, lo que es más agradable a la lectura. 

Julián Vadillo esta vez recupera la biografía de Teresa Mañé, más conocida como Soledad Gustavo. Ella fue una anarquista escritora que fundó La Revista Blanca, donde dio cabida a textos de muy importantes científicos y escritores de la época, como por ejemplo Santiago Ramón y Cajal o Gregorio Marañón. Ella además, fue la madre de la muy relevante anarcosindicalista Federica Montseny, que llegó a ser la primera ministra de la Historia de España, con el Ministerio de Sanidad durante la guerra civil. Pero este libro trata de la visión feminista, de ese feminismo de raíz social o socialista, anarquista, para cambiar el mundo y avanzar hacia la igualdad entre finales del siglo XIX y principios del XX.

Trató de difundir todos los conocimientos posibles, de crear una cierta pedagogía para todas las clases sociales y asentar las ideas de igualdad. Fue la primera en traducir al español a Nietzsche, en explicar las teorías de Malthus a la gente común, en apoyar la idea de las escuelas laicas, en concienciar en las ideas de los derechos de la mujer del tipo: derecho a la educación con el mismo acceso al conocimiento que un hombre, derecho al amor libre (entendido este como que la mujer sea libre de poder aceptar a una pareja o no y que ambos decidan el tipo de relación que desean mantener), etcétera. No obstante, ella y su esposo, otro destacado anarquista de comienzos del siglo, ambos tendentes a la pedagogia y el pacifismo, fueron usados de cabeza de turco en más de una ocasión por la policía, por lo que sufrieron represión, cárcel y tortura en diferentes ocasiones.

La aportación editorial y educativa de Soledad Gustavo fue vital y relevante en la España de finales del XIX y comienzos del XX, tuvo incluso cierta relevancia y referencias en Europa, a pesar de su devenir dentro de España. Por ello, Julián Vadillo al seleccionar varios de sus textos le da con ellos el grueso a este libro y nos acerca a unas ideas del feminismo anarquista inicial que nos hace comprender que sus análisis y aspiraciones son cosas que hoy día vivimos con total normalidad, aunque por entonces se considerase desorden y caos.

Son dos libros de recuperación de una memoria perdida o difamada, según el caso, que al volver a dar voz a voces que hablaron por escrito hace muchas décadas atrás, y al acercarnos sus biografías y contextos históricos, nos hacen comprender que determinadas tendencias están en realidad en la base de la sociedad actual y de lo que la gente de hoy día vive como normal y sigue reivindicando como igualdad, mal que le pese a algunos discursos que a determinadas tendencias le convenga vestirlas con trajes difamantes de violencia, desorden y caos.

Reseña escrita por Daniel L.-Serrano "Canichu".

sábado, 30 de junio de 2018

La palabra en juego

Título: La palabra en juego.
Autor: Enrique Sabaté.
Editorial: Domiduca Libreros.
Imprenta: Tecnología Gráfica S.L.
Año de publicación: 2014 (1ª edición).
Género: Poesía.
ISBN: [Sin ISBN]


La palabra en juego es el primer poemario publicado en libro del poeta y trovador Enrique Sabaté, uno de los más activos del panorama alcalaíno. Tiene otros poemarios publicados en pequeños libretos y hasta en postales, aunque su actividad más abundante es publicar en las redes sociales de forma muy prolífica. Este poeta veterano tiene espíritu humanista y pasado militar. Ha formado varios grupos de tertulia literaria y actualmente recorre España de pueblo en pueblo llevando la poesía y el romancero castellano con su voz profunda y su rabel. Sabaté  es además una de las personas inquietas que organiza en cuanto puede encuentros de poetas y actos poéticos ya con las instituciones, ya con librerías y bares o ya por cuenta propia. Quizá por todo ello Domiduca Libreros, a través del interés de Asela, una de las editoras, se interesó y publicó este poemario en 2014, la cual es una selección de la muy abundante obra de Sabaté que se había podido leer en Internet y algunos poemas que compuso para el libro. 

El libro muestra en sus solapas interiores una fotografía de Sabaté como si de un trovador del siglo XVI se tratara colado de repente en pleno siglo XXI en la Plaza de los Santos Niños, precisamente esa foto define bien su obra. La palabra en juego, cuya portada ubica a las palabras en un tablero de ajedrez, se divide en seis partes. Los poemas a veces se encuentran dedicados a personas conocidas del pasado o a personas que conoce él o bien son muy conocidas en Alcalá de Henares. Se trata de poemas con una métrica muy cuidada y estudiada y unas estructuras clásicas que recuerdan precisamente la poesía del Siglo de Oro de la Literatura española. El autor, buen conocedor del romancero castellano y la poesía clásica, hace gala de sus conocimientos y adopta para sí los mismos ritmos y tonos, poníendolos al servicio de una temática acorde a nuestros días, pero no muy lejana a lo que ya entonces se escribía. Aporta además el rescate de una gran cantidad de palabras antiguas y un cierto sentido barroco que dota a cada metáfora de un sentido estudio de su uso, por tanto: de su reflexión. Puede que algunos poemas hayan nacido en Sabaté de manera espontánea, pero cada poema contiene en sí ese sentido de poema estudiado. 

Hay autores, como Sabaté, que les resulta fácil componer poemas con métricas clásicas perfectas, quizá por la mucha práctica y la sensibilidad del autor. Compone jugando con facilidad con palabras y métrica, lanzando mensajes directos que envuelven otros más complejos. Sus poemas van de los poemas lisonjeros y amorosos, a los poemas que critican cuestiones sociales o políticas atemporales. Denuncia la falta de honestidad al mismo tiempo que en otros poemas aplaude lo auténtico en la persona y en otros, como he dicho, lanza mensajes amorosos. En medio, hay poemas dedicados o compuestos en torno a paisajes o personas alcalaínos que sirven de trampolín para tratar de fondo otros temas, como por ejemplo el paso del tiempo. En todo caso no hay una temática fija, al ser este libro una recopilación de poemas y al tocar Sabaté una gran cantidad de temas de su interés. La mejor guía para entenderlos son los nombres dados a las seis partes que dividen el libro. 

Sabaté, como trovador del siglo XVI venido al XXI, aporta como principal denominador común una forma de poesía de otras épocas traída al hoy para exponerla al oyente o al lector. Se siente cómodo componiendo en un lenguaje que recupera para hablar no el pasado sino del ahora. Sirva de ejemplo el poema compuesto a su amigo José Antonio Mayoral:

Tuno de las tunerías
por las calles de Alcalá,
unas veces viene o va
según sus astronomías.
Viste de sabidurías
el más común formulario
y ríe del silabario
en tan tremenda algazara
que es tenedor y cuchara
de los que diz, legendario.


Sabaté usa también del sarcasmo y de la ironía, no sólo de la seriedad, sobre todo para poner en evidencia los temas de comportamiento social que le parecen criticables por la citada falta de honestidad ("Y un poco más lejos / se viste de rana / un príncipe de esos / que está a la que salta"). Buena parte de sus poemas adoptan una forma verbal de primera persona del singular, lo que dota al libro de un sentido casi de reflexiones del poeta trovador de aquello con lo que se va topando en su paso por la vida. Muchas otros poemas son descripciones de situaciones o lugares siempre con un sentido incisivo, pues Sabaté suele apuntar con el dedo de sus palabras a modo de dardo contra la diana a la que apunta. Posiblemente es parte de ese poemario de trovadores, pues se adaptaría bien a un gusto popular de poder recibir un mensaje claro, a pesar del barroquismo de alguna de las composiciones. Todo poema es adaptable a ser cantado al modo tradicional castellano, lo que también tiene su peso en varias de las composiciones.

Al ser una forma compositiva de otro siglo, se transforma la obra de Sabaté en un poemario inconformista, aunque suene paradójico. Inconformista porque no sigue los modos de nuestros días. No es fácil encontrar lectores de poesía y es menos fácil ser publicado o escuchado, pero hacerlo además atendiendo a un modo antiguo y no a los modos actuales hace que Sabaté demuestre su inconformismo con las modas y se transforme a sí mismo en una persona honesta consigo mismo y por ello con quien le escuche o lea. Eso siempre es un punto a favor y deseable en todo escritor, es lo que hace apetecible su obra, sea su estilo el que sea, pues siempre será un estilo honesto, no impostado. Precisamente uno de los valores más reivindicado en las páginas de esta obra.
 
Reseña escrita por Daniel L.-Serrano "Canichu".

sábado, 23 de junio de 2018

La Universidad Laboral de Alcalá de Henares. Historia de una institución docente (1966-2016)

Título: La Universidad Laboral de Alcalá de Henares. Historia de una institución docente (1966-2016)
Autor: Carlos Mazarío Torrijos. 
Editorial: Domiduca Libreros. 
Año de publicación: 2017. (1ª edición)
Colección: Alcalá y su tierra en la Historia. 
Nº de volumen en la colección: 2
Género: Historia.
ISBN: 978-84-938059-5-1

El poeta e historiador alcalaíno Carlos Mazarío Torrijos publicó dentro de la colección Alcalá y su tierra en la Historia, de Domiduca Libreros, en 2017, lo que fue la primera aproximación seria a un aspecto desconocido de la Historia reciente de Alcalá de Henares desde un punto de vista serio de la investigación y las Ciencias Humanas, se trató en este caso del libro La Universidad Laboral de Alcalá de Henares. Historia de una institución docente (1966-2016). La Historia complutense desde el final de la guerra civil en 1939 en adelante no ha recibido toda la atención necesaria, a pesar de que en los últimos años han salido ya varios libros y artículos dedicados a asuntos represivos de la dictadura en la década de 1940. En este caso el autor se aproxima a la Historia social de la ciudad a través de la instauración de una de las Universidades Laborales que el franquismo comenzó a crear con sus planes de desarrollo de la década de 1950. La Universidad Laboral de Alcalá de Henares, conocida popular y documentalmente como ULAH, marcaría un nuevo ritmo y un renacer cultural a la ciudad hasta el punto que aún hoy día se sigue recordando a sus edificios como ULAH, a pesar de que desde los años 1970 pasó a ser primero un Centro de Enseñanzas Integradas, después un centro de Formación Profesional y actualmente, desde 1992, es el Instituto de Enseñanza Secundaria Antonio Machado. Como centro docente en cualquiera de sus etapas ha forjado a varias generaciones, cuando se escribió el libro cumplía cincuenta años de existencia. El libro hizo que recibiera una réplica en la prensa local, en un artículo publicado con fotos en el semanario Puerta de Madrid por uno de los antiguos alumnos de los años 1960-1970, el cual ponía en alza valores de recuerdo personal, sin valorar que este libro era un libro de Historia, no de memorias.

Carlos Mazarío (1977) es actualmente profesor y jefe del área de Historia en el propio IES Antonio Machado, por lo que para su investigación ha contado con la ventaja y el privilegio exclusivo, que hasta la fecha entre los historiadores sólo ha tenido él, de poder consultar los archivos de la institución, así como las fuentes orales de las personas más veteranas entre los funcionarios y antiguos alumnos vinculados a la ULAH. El archivo estaba muy desorganizado, sin una atención debida, sin clasificación ni mucho menos una organización regular y ordenada. Tampoco contaban los documentos con cajas acordes para su archivo, ni con un espacio adecuado y seleccionado para su uso como archivo del centro, dándose el caso que algunos documentos antiguos simplemente estaban agrupados por el mero casual de haber estado en el despacho de alguien en algún momento del pasado. Por ello mismo, Carlos Mazarío en 2018 afirmaba que había encontrado más documentación referente a los sucesos de la huelga de estudiantes de 1971, la cual recibió represión por parte del Estado. Tal vez eso le permita o bien ampliar el libro en una hipotética segunda edición, o bien publicar un artículo de Historia que amplíe el tema, por ejemplo dentro de los encuentros de historiadores del Valle del Henares. Lamentablemente no es la primera ni la única institución que descuida y maltrata su legado documental y con ello dificulta o impide conocer la Historia de nuestro pasado de los hechos que, aunque recientes, se olvidan, se desconocen por la mayoría o se distorsionan en el recuerdo.

Las Universidades Laborales fueron una apuesta educativa de Falange Española dentro del gobierno de la dictadura franquista. Respondían a la lógica revolucionaria de esa parte de la extrema derecha que fue acogida por el general Franco como parte necesaria del desarrollo de España. El país había quedado atrasado, empobrecido y embrutecido desde la guerra civil. Con el reconocimiento internacional y el final del aislamiento en 1953 el régimen se dio cuenta de la necesidad urgente que tenía de actualizar su industria y su economía, lo que pasaba por la formación especializada de los obreros en las novedades de las técnicas y las tecnologías de la época. Además, debían hacerlo tratando de grabar en los individuos el ideario falangista del hombre nuevo al servicio de la patria, acorde con el ideario general del franquismo. Dios, patria y Franco, eran la base para otra serie de ideas derivadas. En ese sentido, para poder manipular mejor el sentimiento de pertenencia y servicio al Estado se trató de separar a los alumnos de sus familias construyendo estos centros fuera de las grandes urbes y creando un régimen de residencia estudiantil que hacía que muchos jóvenes salieran de su hogar familiar. Más aún, en general las Universidades Laborales tomaron nota de las grandes arquitecturas propagandísticas que en la década de 1930 había exportado determinadas ideas de grandiosidad en la Alemania de Hitler y la Italia de Mussolini. Sin embargo, en el caso español, estas universidades laborales, a pesar de tener fama y prensa de nidos de ideas franquistas, se instalaron rápidamente sacerdotes con ideas democratizadoras (los conocidos popularmente como "curas rojos" o "curas obreros"), así como los alumnos y parte del profesorado abrazaron con facilidad ideas comunistas, haciendo que la censura tuviera que impedir los múltiples incidentes por altercados o actos clandestinos en estos centros, siendo más visibles en este sentido los actos de las Universidades no laborales. 

En el caso de la ULAH el edificio se instauró tardíamente dentro del plan  de creación de Universidades Laborales, aunque su construcción fue en un tiempo mínimo. Se inauguró en 1966, habiendo sido su arquitecto uno de los creadores de hospitales como La Paz, en Madrid. Por ello el edificio central tiene un aspecto y una distribución que recuerda las alas de un hospital de mediados del siglo XX. No se gastó en este caso grandes alardes de arquitectura que expresase grandiosidad o monumentalidad ni pasado glorioso, sino que se hizo lo más funcional posible, con elementos pobres cuya única decoración es el cromatismo de sus paramentos. Se construyó en los terrenos comprados o expropiados de los vecinos con tierras en lo que serían los futuros barrios del norte de la ciudad, los cuales se desarrollaron posteriormente en torno a la ULAH y a la industria que se generaría. La ULAH iba a ser construida como Universidad Laboral en Madrid, en los nuevos barrios limítrofes, pero se descartó el proyecto de esa ubicación y se prefirió Alcalá de Henares, lo que permitió al régimen fomentar en los noticiarios la idea de que Franco devolvía la Universidad a la ciudad, ya que esta había sido trasladada como Complutense a Madrid en 1836. En realidad la Universidad propiamente dicha regresaría en 1977, pero no sería la Complutense que funcionó en Alcalá desde 1499 a 1836, y desde entonces en Madrid, sino que sería una de nueva fundación con Juan Carlos I.

Si la ida de la Universidad en 1836 inició un periodo de decadencia urbana, el inicio de la ULAH en 1966 coincidió con la atracción de múltiples empresas a lo largo del tramo de carretera que a su paso por aquí unía Madrid con Zaragoza y Barcelona, por lo que inició un periodo de auge nuevo. La población alcalaína fue en aumento. La ULAH no sólo atrajo a jóvenes y familias de otros lugares de España, sino que además, aparte de su formación profesional, llegaron a fomentar una serie de actos culturales que enriquecieron la ciudad, como son por ejemplo sesiones de cine, actos deportivos, teatro, publicaciones varias, participación en actos clandestinos y de reivindicaciones tanto laborales como vecinales, etcétera. En 1971 había generado un ambiente tal que la policía del Estado tuvo que actuar de manera represiva. Fue, en definitiva, no sólo un motor de formación, sino también un motor de expansión de ideas democratizadoras contrarias a la dictadura, por más que algunos de sus cargos iniciales habían salido precisamente de lo más profundo de la dictadura.

El centro, además, contó con la innovación de prestarle atención especial a la informática, lo que era algo novedoso, probablemente germen de los estudios posteriores en la Universidad de Alcalá en el área de las carreras de telecomunicaciones. No sería la primera vez que la ULAH tratara de estar en la vanguardia de los temarios educativos. Desde que en 1980 pasara a ser Centro de Enseñanzas Integrales fue uno de los primeros centros en adaptar sus planes de estudio a la Formación Profesional y en 1992 fue uno de los primeros centros de España, y el primero en Alcalá de Henares, de adoptar la nueva ley educativa de 1990 transformándose en Instituto de Educación Secundaria.  En sus orígenes, además, fue motivo de varias noticias en la prensa estatal (como el ABC) y los noticiarios audiovisuales (como el NO-DO), al margen de una visita del general Franco en 1966. Aunque no estuvo exenta de diversas polémicas en torno a sus cargos directivos, ya por sus nombramientos no viniendo del mundo de la educación sino del ejército (como fue el caso del primer director), ya por otras causas unos años después que Mazarío menciona pero no explica.

La institución recibió visitas internacionales de relieve que se interesaron por sus programas de estudios y cómo se formaban sus alumnos en las diversas máquinas y nuevas tecnologías de la industria moderna, eso mezclado con formación humanística y de valores que pretendían infundir un sentimiento de pertenencia y amor al Estado y la patria. Por otro lado, la ULAH contó con regalos y dotaciones artísticas que hoy día se pueden ver a modo de cuadros y murales en sus paredes, algunos del siglo XVIII, otros de artistas contemporáneos de la propia época. Además, tuvo edificaciones desaparecidas como la piscina o las pistas deportivas hoy transformadas en salón de actos y teatro.

Se toca el tema del incendio que hizo deshabitar su zona superior, también por una disminución de su alumnado en los años 1970 finales, y la posterior eliminación de varias de sus plantas superiores por aluminosis, sobrecarga del peso del edificio y efectos perdurables de aquel incendio. La ULAH de hoy día es más baja que la ULAH de 1966.

Domiduca Libreros vuelve a apoyar con esta publicación el avance del conocimiento de la Historia local, la cual encierra en sí la esencia de una Historia común con el resto de España. Este libro es probablemente una vanguardia de lo que debiera ser el inicio de un conocimiento de la Historia alcalaína posterior a 1939. La ULAH fue vital y fundamental en el renacimiento complutense en la segunda mitad del siglo XX. Los cambios sociales y económicos en la ciudad no se entenderían del todo sin el conocimiento de esta institución y su interactuación con la ciudad.

Reseña escrita por Daniel L.-Serrano "Canichu".

sábado, 16 de junio de 2018

Lienzos y esbozos


Título: Lienzos y Esbozos.
Autor: Enrique Grande.
Editorial: Ediciones Albores.
Año de publicación: 2018 (1ª edición).
Género: Poesía.
ISBN: 978-84-17344-54-2

Ediciones Albores es una editorial con una consolidada red de distribución en España y que llega también a diferentes puntos de la geografía mundial. Se dedica a la publicación de narrativa, en esta ocasión, sin embargo, ha apostado por la poesía de Enrique Grande. Lienzos y Esbozos es el primer libro de este escritor alcalaino. 

Cuenta con un prólogo del propio autor en el que nos explica lo que la poesía representa en su vida. El titulo define metafóricamente su labor creativa. Los folios en blanco son lienzos en los que plasma sus poemas que a la vez son esbozos que el lector completa. El autor configura así una composición de rico cromatismo a base de pinceladas, unas veces sueltas, otras precisas, recreando imágenes que pretenden provocar en el lector un estallido de emociones.
 
De fácil y ágil lectura, este libro trae aires frescos a la poesía.


Reseña escrita por Pilar González Simancas.

martes, 12 de junio de 2018

Theodor

Título: Theodor.
Autor: César Varela Requena.
Editorial: Círculo Rojo Editorial.
Año de publicación: 2017 (1ª edición).
Colección: Infantil y juvenil.
Género:  Cuento infantil.
ISBN: 978-84-9183-120-4

César Varela Requena es un autor alcalaíno publicado a través de Círculo Rojo, la editorial especializada en apoyar y fomentar a autores que optan por las autopublicaciones y las publicaciones a medias entre editor y autor. En este caso se trata de un libro de cuentos infantiles cuyo protagonista es un niño que da nombre a la publicación, Theodor. Fue publicado a mediados del mes de diciembre de 2017, hecho del que se hizo eco la prensa local de Alcalá de Henares. Su difusión vía plataformas de Internet y grandes superficies comerciales favorecen su difusión, lo que es un aliciente para un autor novel con su primer libro, siendo además una apuesta en al que demuestra creer en él y su obra. Es el afán del autor que desea transmitir lo que mueve el proceso creador de la persona que siente la necesidad de narrar. 

Theodor pretende ser el primer libro de un personaje con el que su público preferente, el infantil, pueda vivir una serie de aventuras. O al menos eso se entiende si atendemos a la frase de su promoción que nos anima a disfrutar de esta aventura y de otros títulos del autor, no existiendo aún a fecha de hoy ningún otro libro del personaje ni del autor en la base de datos del ISBN, registrada en el Ministerio de Cultura y Deporte. Así pues, sobreentendemos que se desea la continuidad de este personaje, otra cuestión es que esta ocurra, de eso sólo tiene o tendrá respuesta César Varela. 

El libro se centra en una aventura que vive Theodor  en su ficción campestre, basada por su creador en un hecho real. Theodor es un niño atrevido, intrépido e imaginativo con afán de vivir una vida de héroe. Una vida imaginada, una vida en sus juegos. Se mete así en la psique de los niños, donde sus juegos mezclan historias ficticias dotando a sus vidas de la estimulación de una vida alternativa que en realidad no les corresponde y, además, les coloca en situaciones imposibles para un niño. Rellena así el espacio de un mundo imposible en la vida cotidiana, cosa que según crecemos se repetirá una y otra vez mutando en las formas del juego, el deporte, y otras pasiones como son las identificaciones en héroes de película o literatura o cómic o música o del amor, etcétera. Quizá sea por eso mismo que nuestras ilusiones de infancia se mantienen siempre, en unos más y en otros menos, con un recuerdo de pureza y sencillez que siempre nos es grato, como un paraíso perdido y lejos del conocimiento y las vivencias que nos privan de esa inocencia, al ser conscientes en la madurez de las consecuencias de muchas de nuestras decisiones en nuestras vidas y afectando a las de otros. Tal vez por esto mismo el libro está dedicado no sólo a los niños, sino también a los amantes de la infancia.

El libro es un libro ilustrado que se puede entender como material didáctico, pues el material pedagógico no falta en el relato y el dibujo. Un dibujo de líneas claras y finas y colores suaves que nos recuerdan los trazos de algunas de las publicaciones infantiles que se comercializaban en la década de 1980, así por ejemplo el barcelonés Teo que comenzó a pintar Violeta Denou desde 1977, obra infantil española que está traducida y comercializada en varios países. Obra también de corte pedagógico. Obra que quizá esté en la base de la creación y las ensoñaciones de infancia de nuestro César Varela, no obstante entre los nombres de Teo y Theodor hay un algo que nos resulta común.

El género del cuento infantil es uno de los más vendidos en nuestros días. Aquí hay una aportación reciente de un autor alcalaíno a esta literatura.


Reseña escrita por Daniel L.-Serrano "Canichu".